Food Service
  • Inicio

Control orgánico de plagas con hongos: una opción efectiva y sostenible

Control orgánico de plagas con hongos: una opción efectiva y sostenible

En gran medida, el control de plagas en los cultivos de café se realiza a través del uso de agentes químicos, incluyendo insecticidas, fungicidas, herbicidas y otros productos especializados. A pesar de eso, este enfoque plantea desafíos en términos de impacto ambiental, costos y cuidado de la salud humana

Por eso, algunos agricultores han empezado a usar enfoques orgánicos para el manejo de plagas en sus cultivos. En ese contexto, los microbios entomopatógenos y los antagonistas microbianos desempeñan un papel crucial. 

Con el fin de conocer cómo funciona esta alternativa y qué tan efectiva es, hablé con dos expertos colombianos. Continúa leyendo y conoce sus experiencias. 

Capacitación de productores de café

¿Qué son y cómo funcionan los hongos entomopatógenos?

Los hongos entomopatógenos, junto con bacterias, actúan como importantes agentes de control de insectos y ácaros, contribuyendo al equilibrio ecológico en los sistemas agrícolas de café. 

Estos hongos tienen la capacidad de infectar a las plagas, ya sea por ingestión o a través de la penetración de la cutícula, lo que resulta en una reducción de las poblaciones dañinas. Por otro lado, los antagonistas microbianos son fundamentales para controlar enfermedades como la roya.

Estos microorganismos beneficiosos compiten con los patógenos por recursos en el suelo, limitando así su capacidad para colonizar los cafetos y causar enfermedades. Además, algunos de estos hongos tienen la capacidad de inducir resistencia en las plantas de café, fortaleciendo su sistema inmunológico y mejorando su capacidad para defenderse contra enfermedades.

¿Por qué recurrir a los hongos para controlar las plagas? 

La respuesta radica en su notable adaptabilidad y eficacia. A diferencia de los pesticidas químicos, que a menudo representan riesgos para la salud humana y el medioambiente, los hongos entomopatógenos ofrecen una alternativa sostenible. 

Edwin Giraldo, caficultor y agrónomo de tercera generación del departamento de Risaralda en Colombia, ha utilizando métodos de prevención y control de plagas y enfermedades por medio de hongos entomopatógenos. “Nuestra filosofía orgánica de producción es tener una buena salud del suelo, tener muy activa toda la parte de microbiología del suelo”, explica. 

El Beauveria bassiana, según Edwin, es considerado el enemigo natural más efectivo contra la broca y otras plagas comunes en los cafetales. Para él, estos microorganismos desempeñan múltiples funciones vitales en el ecosistema cafetero, contribuyendo a mantener un equilibrio saludable en el suelo.

“La adopción de hongos entomopatógenos en el control de plagas del café representa beneficios a largo plazo que superan con creces a los pesticidas sintéticos. Al aprovechar el poder de los hongos, los productores no solo están protegiendo sus cultivos, sino salvaguardando la salud de sus ecosistemas y comunidades”, explica. 

A diferencia de los pesticidas químicos de amplio espectro, que pueden acabar con insectos benéficos y perturbar el equilibrio del ecosistema, los hongos entomopatógenos se dirigen a plagas específicas, minimizando el daño colateral a organismos no deseados.

Herbicidas naturales para café

Un proceso de planificación detallado para obtener los mejores resultados

El manejo efectivo de plagas con hongos requiere una cuidadosa consideración y planificación. Los productores deben identificar las especies de plagas que afectan sus cultivos y comprender su ciclo de vida y comportamiento. Armados con este conocimiento, pueden determinar el momento y el método óptimo de aplicación fúngica.

Asimismo, la aplicación debe coincidir con las etapas vulnerables del ciclo de vida de la plaga, asegurando una máxima eficacia. Factores ambientales como la temperatura y la humedad también desempeñan un papel crucial en la actividad fúngica.

Si bien los hongos pueden ser aliados poderosos, son más efectivos cuando se utilizan como parte de un enfoque de manejo integrado de plagas que combine métodos de control biológico, cultural y químico. 

Esteban Cifuentes es caficultor y en su enfoque por mantener prácticas orgánicas destaca la importancia del control de plagas de manera natural. “Para los caficultores comprometidos con prácticas orgánicas y sostenibles, esta estrategia representa un recurso invaluable en la preservación de la salud de sus cultivos y del medioambiente”.

“Empecé experimentando con el control de plagas en las matas de plátano. Fue ahí donde descubrí los beneficios de los hongos entomopatógenos y cómo podían ayudar a controlar las plagas de forma natural”, cuenta. 

“Después de ver los resultados decidí probar esta técnica en mis cafetales. Fue un éxito rotundo. Los hongos entomopatógenos no solo controlaron las plagas de manera efectiva, también promovieron un ambiente más saludable y equilibrado en mis plantaciones”.

¿Cuál es su efectividad?

Esteban, desde su experiencia, cuenta que ha encontrado que ciertos hongos entomopatógenos son más efectivos para controlar ciertas plagas. “Por ejemplo, utilizo Beauveria bassiana para el control de la broca. Para otras plagas, como los ácaros, he encontrado que Metarhizium anisopliae es más efectivo”. 

Aunque los hongos son ampliamente utilizados en la agricultura orgánica debido a su compatibilidad con los principios de este modelo, también pueden ser incorporados en sistemas convencionales de cultivo. Su efectividad y seguridad los hacen adecuados para una variedad de sistemas de producción, independientemente de si se utilizan prácticas orgánicas o no. 

En una investigación realizada en Colombia por Cenicafé se encontró que la aplicación de Beauveria bassiana condujo a una reducción significativa en la población de la broca del café, con una eficacia de control cercana al 70 % cuando se utilizan combinaciones de cepas.  

Aunque los hongos entomopatógenos actúan más lentamente que los pesticidas químicos, su efecto puede ser persistente y duradero. Algunos estudios han demostrado que estos hongos pueden permanecer activos en el ambiente durante semanas, o incluso meses, después de su aplicación, lo que contribuye a una reducción continua de las poblaciones de plagas.

Además, son compatibles con otros métodos de control de plagas, como la aplicación de insecticidas botánicos y el uso de insectos benéficos. Esta capacidad de integración permite desarrollar estrategias de manejo de plagas más efectivas y sostenibles.

Formación de caficultores en control de plagas

Recomendaciones generales para productores

Para los caficultores interesados en implementar estrategias de control de plagas utilizando hongos entomopatógenos, hay algunos punto clave a considerar:

  • Capacitación y asesoramiento. Es fundamental recibir capacitación adecuada sobre la identificación de plagas, la selección y aplicación de hongos entomopatógenos, y la integración en un enfoque de manejo integrado de plagas. Consultar con expertos en el campo y participar en programas de capacitación puede proporcionar los conocimientos necesarios para implementar con éxito esta estrategia.
  • Monitoreo regular de plagas. Realizar un monitoreo regular de las poblaciones de plagas en el cultivo de café es esencial para determinar el momento óptimo para la aplicación de hongos entomopatógenos y evaluar la efectividad del control. El uso de trampas de monitoreo y el seguimiento de umbrales de acción puede ayudar a identificar problemas antes de que se vuelvan significativos.
  • Selección de productos y proveedores confiables. Al elegir hongos entomopatógenos para su uso en el control de plagas, es importante seleccionar productos de alta calidad y provenientes de proveedores confiables. Se debe verificar la viabilidad y eficacia del producto, así como su compatibilidad con el sistema de producción y las condiciones ambientales locales.
  • Integración con otras prácticas de manejo. Se recomienda combinar su empleo con prácticas culturales, como la poda y el manejo de la sombra, así como con otras estrategias de control biológico, como el empleo de insectos benéficos y el refuerzo de la biodiversidad en el agroecosistema.
  • Seguimiento y evaluación continua. La evaluación regular de los resultados y la retroalimentación de los trabajadores en campo pueden ayudar a mejorar las prácticas de manejo y optimizar la eficacia del control de plagas a largo plazo.
Uso de hongos para el control de plagas

Conclusiones finales

Con un número creciente de productores de café que buscan adoptar prácticas sostenibles en sus fincas, el control orgánico de plagas y enfermedades toma una relevancia enorme. Continuar con la investigación y la experimentación de esta alternativa es crucial para extender su uso. 

Así, no solo se beneficiará la salud de los cafetos sino que se estará trabajando para cuidar la salud del suelo, de los ecosistemas, de la biodiversidad y de la salud humana al utilizar prácticas que sustituyan los productos sintéticos.  

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre cómo controlar las plagas y enfermedades en el café orgánico

Créditos de las imágenes: Edwin Giraldo. 

Fuente: PDG en español por Mónica Torres

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Escrito por:
AOA Chile
SEGUIR EN REDES SOCIALES
Newsltter